Casos registrados "Fracturas Orbitales"
(Traducidos del inglés con Altavista Babel Fish)

Filtrar por palabras clave:



Obteniendo documentos. Espere, por favor...

11/356. Disfunción simultánea bilateral del nervio óptico después del trauma periorbitario: recuperación de la visión en asociación con con terapia espinal de la manipulación de la quiropráctica.

    OBJETIVO: Para discutir la recuperación de la función de nervio óptico después de la manipulación espinal de la quiropráctica en un paciente con la pérdida de visión como resultado de fractura facial a partir de una caída. CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS: En una caída abajo de una escalera, una mujer de 53 años con jaquecas fracturó su arco zigomático derecho, que fue tratado más adelante quirúrgico. Aproximadamente 3 semanas después del accidente, visión en su ojo contralateral se redujeron a la opinión ligera. Los estudios Electrophysiologic revelaron que la función de ambos nervios ópticos fue disminuida, la derecha considerablemente más que la izquierda. La sola tomografía de la emisión del fotón demostró focos isquémicos pancerebral. INTERVENCIÓN Y RESULTADO: La manipulación espinal de la quiropráctica fue utilizada para ayudar a la recuperación de la visión al normal sobre un curso de 20 sesiones del tratamiento. Ocasionalmente, la mejora significativa en la visión ocurrió inmediatamente después de la manipulación espinal. La recuperación progresiva de la visión fue supervisada por pruebas en práctica visuales seriales y por estudios electrophysiologic. Desafortunadamente, el paciente rechazó un estudio tomográfico de la sola emisión adicional del fotón cuando la recuperación visual era completa. CONCLUSIÓN: Este informe del caso agrega a las cuentas anteriores de la recuperación progresiva y expeditiva de la función de nervio óptico en asociación con terapia espinal de la manipulación. ( info)

12/356. Neuropatía óptica traumática. Un informe del caso.

    Un caso de la pérdida visual que sigue trauma cranio-maxilofacial se divulga. El paciente hizo una ceguera parcial repentina asociar a una fractura de las paredes orbitales de la azotea, intermedias y laterales. El acceso a la órbita fue alcanzado con un acercamiento transethmoidal usando la incisión intermedia y la resecación de Howarth-Lynch de los fragmentos del hueso que afectaron al nervio óptico. El paciente tenía vuelta del total de la agudeza visual, sin complicaciones quirúrgicas. El papel de la descompresión orbital y óptica en la gerencia de pacientes con neuropatía óptica traumática se discute. Sus indicaciones son polémicas y el procedimiento se debe considerar solamente dentro del contexto de las necesidades específicas del paciente individual. ( info)

13/356. Fractura orbital faltada del escape de la pared como causa del síndrome del zócalo del poste-enucleation.

    FONDO: Síndrome del zócalo del Poste-enucleation (PESS: el surco superior profundo de la tapa, la ptosis o la contracción superior de la tapa, los enophthalmos y una laxitud más baja de la tapa) es una complicación bien-reconocida de un zócalo anophthalmic volumen-deficiente. Un enucleation que requiere paciente que sigue trauma ocular severo puede tener una fractura orbital subyacente del escape de la pared que si está pasada por alto pueda causar déficit severo del volumen con cosmesis pobre y movilidad limitada de la prótesis. PROPÓSITO: Para establecer el predominio de una fractura undiagnosed del escape en pacientes con PESS y una historia del trauma relevante. MÉTODOS: Los informes médicos y las exploraciones orbitales de la tomografía computada (CT) fueron repasados para todos los pacientes que presentaban con PESS y una historia del trauma relevante. RESULTADOS: Las fracturas Undiagnosed del escape fueron encontradas en 15 (el 33%) de 45 pacientes que presentaban entre el agosto de 1993 y diciembre de 1996. Éstos eran bastante significativos autorizar la reparación quirúrgica en 13 pacientes (del 29%). CONCLUSIONES: Sugerimos que cualquier paciente que presenta con PESS y una historia del trauma relevante sean considerados para tener una fractura orbital del escape de la pared hasta probado de otra manera por la exploración del CT de la órbita. Cualquier enucleation que requiere paciente que sigue trauma ocular severo debe experimentar semejantemente la exploración del CT para eliminar una fractura coexistente del escape que se podría reparar a la hora del enucleation. ( info)

14/356. Mecanismos de las fracturas orbitales del piso: un estudio clínico, experimental, y teórico.

    PROPÓSITO: El propósito de este estudio era investigar los dos mecanismos aceptados de la fractura orbital del escape (las teorías hidráulicas y que abrochan) de un punto de vista clínico, experimental, y teórico. MÉTODOS: Se presentan los casos clínicos a los cuales las fracturas del escape dieron lugar de un mecanismo hidráulico puro y de un mecanismo que abrochaba puro. Veintiuno pisos orbitales intactos fueron obtenidos de cadáveres humanos. Una barra de metal fue caída, experimental, sobre cada espécimen hasta que una fractura fuera producida, y la energía requerida en cada caso era calculada. Un modelo biomathematical de la órbita huesuda humana, representado como cáscara cónica truncada de paredes delgadas, fue ideado. Dos (por la administración nacional del espacio de la aeronáutica) fórmulas teóricas previamente publicadas de la ingeniería estructural para la fractura de cáscaras cónicas truncadas de paredes delgadas fueron utilizadas para predecir la energía requerida para fracturar el hueso del piso orbital vía los mecanismos hidráulicos y que abrochaban. RESULTADOS: Experimental, la energía mala requerida para fracturar el hueso del piso orbital del cadáver humano era directamente 78 millijoules (mj) (gama, 29-127 mj). Usando la fórmula de la ingeniería para la teoría hidráulica, la energía teórica prevista es 71 mj (gama, 38-120 mj); para la teoría que abrocha, la energía teórica prevista es 68 mj (gama, 40-106 mj). CONCLUSIÓN: Con este estudio, hemos determinado experimental la cantidad de energía requerida para fracturar el hueso del piso orbital humano directamente y para haber proporcionado la ayuda para cada mecanismo de la fractura orbital del escape de una base clínica y teórica. ( info)

15/356. fracturas orbitales internas en la categoría de edad pediátrica: caracterización y gerencia.

    OBJETIVO: Para evaluar las características y la gerencia específicas de fracturas orbitales internas en la población pediátrica. DISEÑO: Serie de observación retrospectiva del caso. PARTICIPANTES: Treinta y cuatro pacientes pediátricos entre las edades de 1 y 18 años con el orbitario interno (" blowout") fracturas. MÉTODOS: Los expedientes de los pacientes pediátricos que presentaban con fracturas orbitales internas durante un período de cinco años fueron repasados, incluyendo evaluaciones preoperativas y postoperatorias detalladas, la gerencia quirúrgica, y la gerencia médica. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Restricción ocular de la movilidad, enophthalmos, náusea y el vomitar, y complicaciones postoperatorias. RESULTADOS: Las fracturas del piso eran en gran medida el tipo más común de la fractura (el 71%). Once de 34 pacientes requirieron la intervención quirúrgica para la restricción ocular de la movilidad. Ocho eran trampilla-tipo fracturas con el encarcelamiento del suave-tejido; cinco tenían náusea y vomitar. Intervención quirúrgica temprana ( ( info)

16/356. Tratamiento quirúrgico de penetrar lesiones orbito-craneales. Informe del caso.

    Lesiones orbitales penetrantes no son frecuentes pero ni unos ni otros son ellos raros. Los varios problemas de diagnóstico y terapéuticos se relacionan con la naturaleza del objeto penetrante, de su velocidad, de la forma y del tamaño así como la posibilidad que puede conservar parcialmente o enteramente dentro de la órbita. Los autores presentan otro caso con características inusuales y discuten las estrategias disponibles para el tratamiento mejor de esta patología traumática teniendo en cuenta los datos publicados. El paciente en este caso era un hombre joven implicado en un accidente de carretera que presentó la penetración orbito-cerebral causada por una barra de metal con un casquillo plástico protector. Después del accidente, el casquillo plástico (2.5x2 cm) fue conservado parcialmente en la órbita. En la examinación clínica inicial, el daño aparecía ser exclusivamente oftalmológico. La exploración subsecuente del CT demostró el grado de implicación intracerebral. El tejido cerebral dañado fue quitado junto con fragmentos del hueso vía una craneotomía bifrontal, el cuerpo extranjero fue extraído y el dura reparó. La recuperación postoperatoria era normal y no había déficits neuro-oftalmológicos en el gravamen clínico de largo plazo. la penetración Orbito-craneal, que se asocia generalmente a lesiones violentas causó por los misiles de alta velocidad, no se puede sospechar en los traumas producidos por los objetos de baja velocidad. La orientación de diagnóstico depende en gran parte del conocimiento exacto del acontecimiento traumático y del objeto responsables. Cuando se sospecha la penetración y/o el objeto responsable se identifica inadecuado, se indica una exploración del CT. El tipo de procedimiento a adoptar para la extracción, depende del tamaño y de la naturaleza del objeto conservado. Aunque la posibilidad de la extracción non-surgical se haya descrito, el retiro quirúrgico es la forma más segura de tratamiento en casos con la contusión extensa de la laceración y del cerebro. ( info)

17/356. Mecanismos de las fracturas orbitales del piso: un estudio clínico, experimental, y teórico.

    PROPÓSITO: El propósito de este estudio era investigar los dos mecanismos aceptados de la fractura orbital del escape (las teorías hidráulicas y que abrochan) de un punto de vista clínico, experimental, y teórico. MÉTODOS: Se presentan los casos clínicos a los cuales las fracturas del escape dieron lugar de un mecanismo hidráulico puro y de un mecanismo que abrochaba puro. Veintiuno pisos orbitales intactos fueron obtenidos de cadáveres humanos. Una barra de metal fue caída, experimental, sobre cada espécimen hasta que una fractura fuera producida, y la energía requerida en cada caso era calculada. Un modelo biomathematical de la órbita huesuda humana, representado como cáscara cónica truncada de paredes delgadas, fue ideado. Dos (por la NASA) fórmulas teóricas previamente publicadas de la ingeniería estructural para la fractura de cáscaras cónicas truncadas de paredes delgadas fueron utilizadas para predecir la energía requerida para fracturar el hueso del piso orbital vía los mecanismos hidráulicos y que abrochaban. RESULTADOS: Experimental, la energía mala requerida para fracturar el hueso del piso orbital del cadáver humano era directamente 78 millijoules (mJ) (gama, 29-127 mJ). Usando la fórmula de la ingeniería para la teoría hidráulica, la energía teórica prevista es 71 mJ (gama, 38-120 mJ); para la teoría que abrocha, la energía teórica prevista es 68 mJ (gama, 40-106 mJ). CONCLUSIÓN: Con este estudio, hemos determinado experimental la cantidad de energía requerida para fracturar el hueso del piso orbital humano directamente y para haber proporcionado la ayuda para cada mecanismo de la fractura orbital del escape de una base clínica y teórica. ( info)

18/356. Trauma ocular bolso-asociado del aire en niños.

    OBJETIVO: Para describir a una serie de niños con lesiones oculares se relacionó con el despliegue del bolso de aire. DISEÑO: Serie retrospectiva, de observación del caso. PARTICIPANTES: Siete pacientes con lesiones oculares continuos en los accidentes de vehículo de motor en los cuales los bolsos de aire fueron desplegados. MÉTODOS: Revisión de informes médicos. RESULTADOS: Todos los pacientes tenían contusiones perioculares. Las heridas leves incluyeron abrasiones córneas (n = 5), laceración superficial del párpado (n = 1), e iritis traumático (n = 2). Lesiones serias incluyeron el edema córneo (n = 1) y un hyphema traumático con glaucoma secundario y la catarata (n = 1). La cirugía requerida último paciente. El resto de las lesiones resueltas con terapia médica. Toda la agudeza visual normal recuperada pacientes. CONCLUSIONES: lesiones oculares serias en niños pueden resultar del despliegue del bolso de aire. La mayoría de las tales lesiones son de menor importancia y resolución sin secuela. Se recomienda que los niños y los niños viajan en el asiento posterior de automóviles para reducir al mínimo su riesgo de lesión. ( info)

19/356. Cemento ortopédico craneofacial del sistema de la reparación de Norian para la reparación de defectos esqueléticos craneofaciales.

    PROPÓSITO: Para describir el uso del cemento ortopédico craneofacial del fosfato de calcio del sistema de la reparación de Norian (CRS) en la restauración de defectos esqueléticos craneofaciales. MÉTODOS: Serie consecutiva del caso. RESULTADOS: El cemento ortopédico del fosfato de calcio fue utilizado para reparar defectos esqueléticos craneofaciales en tres pacientes. Las indicaciones incluyeron la reparación de un defecto orbital posttraumatic del piso que causaba el hypo-ophthalmos, la reconstrucción de la craneotomía frontal y los temporalis muscle los sitios dispensadores de aceite en un paciente que había experimentado la resección de un carcinoma de célula squamous invasor, y el aumento de un defecto esquelético maxilar anterior poste-traumático. La medida primaria del resultado era la restauración del volumen y de la ayuda huesudos. El uso del cemento ortopédico del fosfato de calcio en estos pacientes era eficaz y sin complicaciones. CONCLUSIONES: El cemento ortopédico del fosfato de calcio de Norian CRS es útil en la reparación de defectos esqueléticos craneofaciales. ( info)

20/356. fístula Chino-orbital: dos informes del caso.

    Una fístula entre los sinos paranasal y la órbita como última complicación de fracturas orbitales es rara y puede presentar con los síntomas intermitentes debido al aire que pasa en la órbita. Una revisión de la nota de caso de dos pacientes con la fístula chino-orbital se presenta. Dos pacientes, 23 - y varones de 30 años, presentados con síntomas intermitentes de la dislocación, de la diplopia o del malestar del globo meses después de la reparación de una fractura orbital del piso con un implante orbital sintético del piso. Los síntomas ocurrieron después de soplar de la nariz. Fueron curados por el retiro del implante y el retiro parcial del tejido que rodeaba el implante. Una fístula chino-orbital puede complicar la reparación de otra manera rutinaria de una fractura orbital del piso, pero se puede curar por el retiro del implante y de la parte del pseudocapsule circundante. ( info)
(Traducidos del inglés con Altavista Babel Fish)<- Anterior || Siguiente ->


Deja un mensaje sobre 'Fracturas Orbitales'


No evaluamos ni garantizamos la precisión del contenido de esta web. Haga clic aquí para ver la delimitación de responsabilidades completa.